La Supercopa de la polémica

EL DEPORTE Y SU MIRADA HACIA OTRO LADO, ¿COOPERACIÓN O DINERO?

Pilar Sánchez de las Heras

La Supercopa de España se había convertido en una competición muy poco rentable, tanto para los clubes que participaban en ella, como para la RFEF, encargada de su organización. Y es a partir de aquí donde todo comienza, cuando el presidente de la Federación propone un nuevo formato del campeonato que consistía en dos cambios fundamentales.

Por un lado el nuevo formato de ‘’Final Four”, un campeonato a cuatro equipos, y por otro lado, que fundamentalmente se jugase fuera de las fronteras de nuestro país.
Tras el anuncio de esta renovación la Federación se ponía en marcha con la elección de la sede en donde se jugaría el torneo, aceptando finalmente la propuesta de Arabia Saudí.

A partir de que la Federación acepta esta propuesta, comienzan las negociaciones de un pacto marcado especialmente por la polémica, Arabia Saudí es un país donde no se respetan los derechos humanos.

Al igual que otros países árabes, Arabia Saudí comenzó hace unos años a plantearse la idea de celebrar toda clase de competiciones deportivas, como por ejemplo el Dakar o el Saudí Tour de ciclismo, defendiendo que su país, ‘’no es como hace diez años. Hemos cambiado muchas cosas. Hemos conservado nuestra cultura privada pero queremos avanzar hacia un país más moderno”, confirmó suministro de deportes, Abdulaziz Bin Turki.

Aun así en Marzo de 2019 la ONU, volvió a señalar a Arabia Saudí como un territorio que discrimina a las mujeres o usa de manera frecuente la pena de muerte o de la tortura entre otras muchas cosas.

En medio de toda esta polémica y con el Gobierno, La Liga de fútbol española y La UEFA en contra, el presidente de la RFEF comienza a negociar con Arabia Saudí la celebración del campeonato.

El fútbol es fundamental para abrir fronteras, mejorar las sociedades. Sepuede utilizar como bloqueo o como elemento de cambio, y la Federaciónha optado por lo segundo.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF.

La condición principal de la RFEF y a su vez el punto que más dificultó las negociaciones entre ambos fue que las mujeres pudieran entrar en el estadio a ver el campeonato.

Ya en el año 2018 las mujeres pudieron entrar por primera vez a un partido en el estadio de la ciudad Deportiva Rey Abdalá en Yedá, pudiendo acceder al recinto solas o junto a sus maridos, pero siendo acomodadas en una zona del estadio en laque estaban separadas de los hombres.

Reportaje sobre la situación de las mujeres saudíes y el deporte

Aun así la Federación, trató de imponer en el contrato la condición principal de las mujeres apelando a su derecho de poder acudir al estado sin ninguna restricción.

Tras varios meses de negociaciones, el presidente de la Federación se comprometió a garantizar que se cumplieran «todos los derechos humanos» y con especial hincapié en las mujeres ya que, la Federación confirmó que «podrán acceder al estadio y vestir la ropa que deseen».

La situación de las mujeres en Arabia Saudí es uno de los puentes más calientes en el debate de la política internacional. Los acuerdos que se alcanzaron entre la Federación y las autoridades saudíes permitieron el libre acceso de las mujeres al estadio King Abdullah, a cualquier zona y con la vestimenta que considerasen oportuna.

Estamos muy contentas por este avance, es un día especial porque estoera inimaginable solo unos años atrás

Ghaaliya, aficionada a los alrededores del estadio.

Cualquier aficionada española que acudiese a la Supercopa no tendría que someterse a las normas de vestimentas que rigen en Arabia Saudí y las saudíes dentro de esta elección debían respetar las leyes de su país con respecto ala vestimenta. Esa era una prioridad y algo que no se produjo cuando se celebraron otros campeonatos deportivos en ocasiones anteriores.

Además, la Federación firmó acuerdos para desarrollar la Liga femenina en Arabia Saudí y se puso sobre la mesa la posibilidad de que la selección femenina se midiera a la saudí en un futuro, así como la posibilidad de hacer lo mismo con la masculina.

Finalmente y tras las no respuestas de reprobación por parte ni del CSD, ni de las instituciones internacionales, que se limitaron a comunicar recomendaciones- por parte de la Federación se sostuvo que, apartando el hecho de la realidad de las relaciones de España con Arabia Saudí o que grandes deportes se celebren allí, no se desobedece ninguna recomendación de la FIFA o la UEFA.
Ceferin, presidente del fútbol europeo, recomendó que
«si se juega en un país cuestionado por el respeto a los derechos humanos se utilice al fútbol como una herramienta para tratar de cambiar la situación” -se llegó por tanto a un acuerdo de contrato de una duración de tres años y de unos beneficios para la RFEF de entre35 y 40 millones de euros por celebración, en la que Arabia Saudí también salió beneficiada tanto por beneficios económicos, como por intentar seguir lavando la imagen de un país a la sombra de la violación de los derechos humanos.

Aun así la RFEF se encontró con oposiciones importantes como las de algunas delas principales compañías de televisión en España, como Atresmedia, Mediaset yTelevisión Española que renunciaron a emitir el campeonato alegando quede hacerlo, sería una forma de apoyar al gobierno Saudí en su práctica contra los derechos humanos.

En la actualidad y con la situación en la que nos encontramos a causa de laCOVID-19, la Supercopa de España no se ha podido celebrar en Arabia Saudí como se había estipulado en la negociación, por ello ambas partes volverán a ponerse en contacto para renegociar el contrato.

Respaldado por la Comisión delegada de la Federación, el presidente Luis Rubiales, procederá a renegociar el contrato con el gobierno de Arabia Saudí partiendo de tres pilares o bases fundamentales para poder volver a llegar a un acuerdo:

  • La cancelación por completo del acuerdo al que se había llegado entre ambas partes.
  • Una renegociación del contrato que conlleve una mejora de las condiciones económicas acordadas en torno a los 35 millones de euros por cada edición.
  • La suspensión momentánea del contrato mientras se mantenga la situación de pandemia o la modificación completa del contrato firmado hasta el momento.

Firmamos con tres años con Arabia Saudí, más otros tresopcionales, lo que nos ayuda a financiar varios proyectos de fútbolprofesional y no profesional. Buscamos ampliar el acuerdo para garantizarla financiación de dichos programas.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *